Project Description

Pepito desde el 5 de mayo de 2015.

Chete apareció solito en una carretera de Chiclana con apenas un mesecito de vida, sin fuerzas, deshidratado, lleno de piojos… Fue la primera vida salvada en el santuario. El veterinario nos comentó que era habitual encontrar cabritos abandonados en esa fecha, al ser un regalo común en comuniones… Desde entonces Chete vive feliz y come todo lo que quiere (aunque lo que más le gusta es pedir higos de las higueras de la zona de la casa). Le encantan las visitas humanas, es uno de los pepitos más sociable y se desvive por una caricia.

Es el pepito más especial para sus madrinas Carmen y Mª José.

¿Te gustaría amadrinar/apadrinar a Chete?

Desde tan sólo 5 euros al mes, conviértete en madrina/padrino de Chete.
Sólo tienes que rellenar este formulario, ¡gracias!